Saltar al contenido
Creciendo con tu Bebe

Semana 10 de embarazo

Desde la semana 10 de embarazo se podrá comenzar a calcular el peso promedio del bebé. En estas últimas semanas tú has ganado un par de kilos y los pechos tienen un aumento considerable. Las hormonas están jugando con tus emociones, es normal que te encuentres muy sensible. 

Cambios en el bebé para la semana 10 de embarazo

Las semanas previas, cuando el bebé todavía era un embrión, era imposible determinar cuál era su peso debido al tamaño tan reducido que tenía. Pero en la semana 10 ya mide alrededor de 4 cm y pesa aproximadamente 5 g.

El feto tiene forma humana, con la cabeza mas redondeada, ojos todavía cerrados, nariz que sobresale de la cara y la boca que puede abrir y cerrar. Los brazos se han desarrollado y se distinguen los antebrazos, las manos abren y se cierran, manteniéndose cerca de la boca. Los huesos ya han comenzado a mineralizarse (acumulación de calcio), especialmente en el cráneo.

En lo que respecta al sistema neurológico, van formándose miles de neuronas todos los días, haciendo que el cerebro crezca rápidamente. Por ahora no tienen actividad pero después empezarán a conectarse entre sí. Los nervios han comenzado a crear contacto con algunos músculos que se mueven pero involuntariamente.

El sistema digestivo sigue su progreso, los intestinos buscan su lugar y la hernia fisiológica empezará a desaparecer progresivamente. Dentro de poco, el abdomen de tu bebé será similar al del recién nacido.

Cambios en la madre en la décima semana de embarazo  

El vientre ha comenzado a crecerte, aunque puede que otros no se den cuenta. El aumento de peso no debe exceder al kilo y medio por mes, para evitar sobrepeso y los problemas a asociados con este.

Las mamas se han trasformado y notas que tu pecho es mucho más grande de lo normal. La talla que usabas de sujetadores está quedándote pequeña y seguramente tendrás que empezar a usar una talla más. Preferiblemente busca unos que sean especiales para mujeres embarazadas.

Los cambios emocionales continúan apareciendo, te sientes muy sensible. Lo que antes no te causaba ninguna reacción puede hacer que te emociones o incluso te produzca llanto fácilmente.

¿Por qué no se calman los vómitos del embarazo?

Todavía puedes sentir náuseas y tener vómitos. Si las molestias digestivas no desaparecen, consulta con tu médico tratante para que te indique algún medicamento antiemético que te ayude a mejorar la calidad de vida.

Existe una complicación llamada hiperémesis gravídica, se trata del extremo relacionado con las náuseas y vómitos durante el embarazo. Ocurre cuando los vómitos son tan persistentes que no puedes ingerir ningún tipo de alimento e incluso llegas a perder hasta un 5% del peso. Es posible que deban tratarte en el hospital para reponer los electrolitos vía intravenosa.

Exámenes diagnósticos especiales

La biopsia corial es una prueba diagnóstica especial que solo se realiza a las embarazadas cuando la ecografía refleja alguna anomalía. Se realiza para descartar patologías hereditarias o ligadas al sexo. En ella se extrae una pequeña cantidad de las vellosidades placentarias a través del cérvix o cuello uterino. Puede realizarse antes que la amniocentesis, entre las semanas 9 a 11. Presenta un riesgo de aborto entre 1-2%. Debes estar en reposo 48 horas después de su realización.

Semana 9 de embarazo