Saltar al contenido
Creciendo con tu Bebe

Semana 3 de embarazo

Al inicio de la semana 3 de embarazo o finalizando la semana 2, es cuando sucede la fecundación. Las células sexuales (ovocito y espermatozoide) se fusionarán para formar un óvulo fecundado, el cual contiene toda la información genética necesaria para que se desarrolle un ser vivo.

Cambios en el bebé durante la semana 3 de embarazo

En este momento se inicia la etapa embrionaria del embarazo que se extenderá hasta la octava semana. La célula fecundada comienza a dividirse rápidamente 24 horas después de la concepción. Por lo que tu “bebé” en esta semana es básicamente una estructura compuesta por muchas células.

La masa de células que se ha formado, va “rodando” a lo largo de la trompa de Falopio, hasta llegar a la cavidad del útero donde debe adherirse a la pared uterina para poder continuar con su desarrollo. Este acontecimiento se denomina implantación y sucede aproximadamente una semana después de que ha ocurrido la fecundación.

Cambios en el cuerpo de la madre durante la semana 3 de embarazo

Dentro de tu vientre, el útero ha cambiado y la pared interna está mucho más gruesa, con una apariencia mullida. Esto es para que el embrión pueda implantarse o introducirse en ella y comience a recibir todos los nutrientes que necesita para su crecimiento.

Durante esta semana se presentan síntomas en algunas mujeres, tales como:

  • Sensibilidad en las mamas. No necesariamente estarán aumentadas de tamaño, pero sí puedes sentirlos igual a cuándo está por venir el periodo.
  • Sensación de que va a bajar el sangrado menstrual.
  • También hay quienes sienten cansancio, cambios de humor, irritabilidad, náuseas, entre otros.

¿Puedo hacerme la prueba de embarazo en la semana 3?

Todavía es pronto para que corras a hacerte una prueba de embarazo. No es posible conocer con total exactitud el día de la fecundación, suponiendo que ocurrió el día 14 del ciclo (el último día de la semana 2), entonces solo han pasado 7 días desde la concepción.

Probablemente la hormona del embarazo (gonadotropina coriónica o hCG) aún no esté elevada a niveles que puedan ser detectados por una prueba de embarazo, ya sea casera o si la haces en un laboratorio clínico. La ecografía tampoco arrojará información útil en este momento, todo está ocurriendo en lo más profundo de tu matriz. Mantén la calma y espera unos días más.

Primeras semanas de embarazo

Semana 4 de embarazo