Saltar al contenido
Creciendo con tu Bebe

Semana 4 de embarazo

La semana 4 de embarazo es sumamente importante, al inicio de la misma (o finalizando la semana anterior) el embrión se fija en la pared uterina y ocurre la implantación. A partir de este momento las células comenzarán a diferenciarse en capas que posteriormente darán origen a los órganos y la placenta.

Cambios en tu bebé durante la semana 4 de embarazo

El embrión todavía es muy pequeño, puede llegar a medir entre 0,2 a 1 mm, más o menos el tamaño que tiene el punto que encuentras al final de esta oración. Adquiere una forma redondeada (disco embrionario) con dos capas principales:

  • Endodermo: De donde se formaran la piel, la parte interna de los aparatos respiratorio y digestivo, tiroides, tímpano, hígado, páncreas y vejiga.
  • Ectodermo: Origina parte de la piel, sistema nervioso, órganos sensoriales (oído, nariz y ojos), esmalte dentario, uñas, pelo, hipófisis, glándulas sudoríparas y mamarias.

También se ha iniciado la formación del amnios y el saco vitelino:

  • Amnios: Es el que contiene el líquido amniótico y se encarga de recubrir y proteger al embrión.
  • Saco vitelino: Se encarga de nutrir al embrión y eliminar los desechos hasta el momento en que se forme la placenta.

Cambios en el cuerpo de la madre en la semana 4 de embarazo

Terminando esta semana debería estar bajando la menstruación. La ausencia del sangrado menstrual es el primer indicativo fiable de que te encuentras embarazada. También puedes sentir otros síntomas como:

  • Hemorragia leve cuando ocurre la implantación. Es un sangrado escaso, pero hay mujeres que lo confunden con la llegada de la menstruación.
  • Dolor pélvico y sensación de que está por bajarte el periodo.
  • El abdomen puede estar un poco inflamado.
  • Cambios en las mamas, sensibilidad y aumento de volumen.
  • Náuseas matutinas.
  • Dolor de cabeza.
  • Cansancio y mucho sueño.

¡Puedes hacerte la prueba de embarazo!

Para finales de la cuarta semana, la prueba de embarazo es positiva en casi todos los casos. La hormona del embarazo (gonadotropina coriónica o hCG) se produce una vez que el embrión se ha implantado. Su función es mantener en óptimas condiciones las paredes del útero.

Las concentraciones sanguíneas de la hormona del embarazo son detectadas en sangre a partir del octavo día después de la fecundación. En la orina es detectable de 3 a 4 días después de implantarse el embrión, puede decirse que unos 10 días tras la concepción.

Ecografía temprana

Si decides hacerte una ecografía temprana en la cuarta semana de embarazo, las imágenes mostrarán que el endometrio (pared del útero) está engrosado. Sin embargo no será posible observar el pequeño saco que se está formando. También puede aparecer el cuerpo lúteo, una estructura que aparece en los ovarios después de ovular. Este permanece y se desarrolla en el ovario si se produce el embarazo (hasta el tercer mes) y se encarga de producir progesterona, hormona vital para que la gestación transcurra de forma segura. En caso de que no haya fecundación, el cuerpo lúteo involuciona y desaparece.

Semana 3 de embarazo

Semana 5 de embarazo