Saltar al contenido
Creciendo con tu Bebe

Semana 5 de embarazo

Durante la semana 5 de embarazo los primeros síntomas comienzan a hacer evidentes en tu cuerpo. El crecimiento del bebé sigue siendo imperceptible pero no se detiene  e importantes avances han ocurrido. En esta semana  la mayoría de las mujeres descubren que están embarazadas ¿Ha sido este tu caso?

Cambios en el bebé en la semana 5 de embarazo

Para este momento el embrión mide alrededor de 1,25 mm y ha experimentado cambios radicales en su estructura. Una tercera capa de tejido aparece en el disco embrionario, se denomina mesodermo y dará lugar a los músculos, huesos, y el sistema sanguíneo.

El disco se ha enrollado constituyendo un tubo que busca asemejarse a un ser humano primitivo. Todavía no ha desarrollado extremidades. La futura placenta comienza a formarse, muy pronto esta estructura se encargará de nutrir y oxigenar a tu bebé para que crezca sano y fuerte.

En la semana cinco el saco vitelino produce glóbulos rojos y el corazón ha iniciado su formación. Unas células que rodean un vaso sanguíneo se convierten en músculo y se contraen rítmicamente. Todavía falta que evolucionen hasta convertirse en el corazón propiamente dicho.

Cambios en la madre  durante la semana 4 de embarazo

Es probable que ya sepas que estás embarazada pero no te veas diferente, tu cuerpo sigue teniendo la misma figura. No te desesperes, seguro quieres ver crecer tu panza, pero todavía faltan algunas semanas para que se haga evidente. Sin embargo, los primeros síntomas de embarazo comienzas a aparecer.

Primeros síntomas del embarazo

  • Sentirás náuseas, comúnmente por la mañana y pueden presentarse también con vómitos y arcadas. No todas las mujeres son iguales, es posible que algunas no sientan nauseas, otras apenas tengan en la mañana y también están las que sufren de este malestar durante todo el día.
  • Orinarás frecuentemente, síntoma que se mantendrá a lo largo del embarazo hasta el momento del parto. El útero presiona constantemente la vejiga que se ubica justo delante de este órgano.
  • Tus pechos se verán más grandes, los sentirás tensos, sensibles y adoloridos.
  • Verás que aumentan de tamaño las glándulas que están alrededor del pezón. Estas mantienen lubricadas la areola y el pezón y segregan sustancias que estimulan olfativamente al recién nacido cuando lo amantas.
  • La areola se volverá más oscura y es probable que tus mamas empiecen a segregar leche.
  • Te sentirás más cansada y querrás irte adormir antes de lo acostumbrado.
  • Sentirás rechazo por determinados olores y alimentos.
  • Mantendrás las molestias en el bajo vientre y la sensación de que está por baja el periodo.

Prueba de embarazo y primera consulta con el médico

Si todavía no te has hecho una prueba de embarazo, esta semana puedes hacerla con casi total seguridad de que el resultado es confiable. Solo en las mujeres con ciclos menstruales muy irregulares, ocurre que se obtengan falsos negativos, es decir, que sí estés embarazada pero la prueba sea negativa.

Todavía es pronto para acudir al médico. Sin embargo, la ausencia de la regla puede hacer que prefieras darte cita con el ginecólogo para que empiecen a controlar tu embarazo desde muy temprano.

Esto es beneficioso para la salud del bebé y la tuya, en especial porque el medico indicará vitaminas especiales para la mujer gestante. Entre ellas tendrás que comenzar a tomar ácido fólico, elemento indispensable para el desarrollo neurológico de la criatura.

¿Qué verás en una ecografía de 5 semanas de embarazo?

No podrá visualizarse el embrión, pero sí es posible reconocer un pequeño saco con los bordes en blanco y el interior de color negro. Son  muchos los datos que el medico saca de esta primera ecografía, por ejemplo: Si el saco está dentro del útero o no o si la gestación es única o múltiple, de acuerdo al número de saquitos observados.

Semana 4 de embarazo

Semana 6 de embarazo