Saltar al contenido
Creciendo con tu Bebe

Semana 6 de embarazo

La semana 6 de embarazo es una de las más críticas de la formación del bebé, porque comienza la formación de la mayoría de los órganos. El embrión no ha parado de crecer y desarrollarse desde el momento de la fecundación, pero es en este momento cuando esto se hace evidente con el latido de su corazón.

Ese repiqueteo rápido y constante que escucharás en la ecografía será un sonido que jamás podrás olvidar. Los síntomas que al principio no notabas tanto, ahora se sienten con mayor intensidad. Este pequeño ha llegado para crecer en tu vientre y quedarse para siempre en tu corazón.

Desarrollo del bebé en la semana 6 de embarazo                                                  

Hasta hace unos escasos días el embrión era tan pequeño como un puntito, pero ya mide alrededor de 2 a 4 mm. La medida del bebé siempre se basa en la distancia que hay desde la cabeza hasta la parte final de la columna vertebral.

La apariencia del embrión ya se asemeja a un cuerpo humano. Es una especie de judía con yemas, estas últimas corresponden a las futuras extremidades. También irán apareciendo los primeros vestigios de lo que pronto serán los órganos.

Para esta semana, el corazón late entre 120 a 160 veces por minuto y puede que lo escuches en la ecografía. No te asustes si esto no sucede, todavía puede ser muy temprano para escucharlo.

Comienza a cerrarse el tubo neural

Otro de los eventos importantes de la sexta semana es que el tubo neural comenzará a cerrarse por la parte media. Esta estructura que se diferencia del ectodermo (una de las capas principales del embrión), es la que origina el sistema nervioso central. Se trata de uno de los momentos en el que el embrión es más susceptible a sufrir malformaciones.

La suplementación con ácido fólico durante el embarazo es sumamente importante para evitar problemas relacionados con el tubo neural. Lo ideal es que para este momento ya hayas comenzado a tomarlo.

Cambios en la madre durante la semana 6 de embarazo

Los síntomas del embarazo se vuelven más claros y se irán anexando otros nuevos:  

  • Es probable que todavía no sientas aumento de peso. Como el apetito se ve afectado por las náuseas y el vómito, tal vez te notes más delgada.
  • Sí es posible que tengas las caderas ensanchadas y el abdomen hinchado.
  • Seguirás sintiendo las mamas de mayor tamaño y sensible.
  • Es normal en algunas mujeres que al inicio de la gestación segreguen leche. No sucede en todos los casos.
  • Las micciones seguirán siendo frecuentes.
  • El flujo vaginal puede aumentar y tendrás sensación constante de humedad.
  • Comenzarán los ardores estomacales  a causa del reflujo gastroesofágico. Esto sucede por dos motivos: La compresión que ejerce el útero en el estómago y la relajación del esfínter esofágico por la acción hormonal.

¿Qué se ve en la ecografía a las 6 semanas de embarazo?

Si acudes al médico para hacerte una ecografía en la sexta semana de embarazo, ya el embrión será evidente y en algunos casos podrá observarse la actividad cardiaca. La ecografía más recomendada en este tiempo es la transvaginal, ya que la abdominal no ofrece imágenes claras del bebé.

Semana 5 de embarazo

Semana 7 de embarazo