Saltar al contenido
Creciendo con tu Bebe

Semana 7 de embarazo

Para la semana 7 de embarazo el embrión crece cada vez más y los órganos comienzan a desarrollarse. Aunque todavía no ha adquirido su forma definitiva, ya se puede empezar a vislumbrar lo que es algo semejante a un pequeño cuerpo. Si aún no has ido con el especialista, no dejes de hacerlo durante esta semana que con toda seguridad escucharás el latido del corazón y te indicarán algunas pruebas  de rutina.

Cambios en el bebé durante la semana 7 de embarazo

Al inicio de la semana el embrión mide solo de 4 – 5 mm de longitud, pero al finalizar alcanza prácticamente alrededor de los 1,2 cm. EL crecimiento siempre ha sido acelerado desde la fecundación, pero ahora se hará evidente en cada ecografía.

El cuerpo de tu bebé comenzará a moldearse, manteniendo la cabeza más grande y el extremo opuesto como una especie cola curvada. Aparecen cuatro apéndices muy pequeños que corresponden a los brazos y piernas.

Los órganos se desarrollan  a partir de esta semana. Han aparecido dos cámaras del corazón: Derecha e izquierda. El cerebro presenta los dos hemisferios y cada ve aumenta más de tamaño.

Las orbitas de los ojos y las fosas nasales empiezan a aparecer. En los pulmones se observa un bronquio primario. El sistema digestivo también presenta importantes progresos, los intestinos se están desarrollando y el páncreas ya ha empezado la producción de insulina.

Los intestinos han crecido tanto que sobresalen por lo que será el ombligo, el abdomen está abierto a esta altura y el cordón umbilical no se ha formado todavía. A esto se le conoce como “hernia fisiológica” y no cerrará hasta la semana 12.

Formación de la placenta

La placenta es un órgano feto-materno muy complejo que permite el intercambio de nutrientes y de oxígeno entre la madre y el bebé. Debe penetrar en la cara interna de la pared uterina para crear conexión con el sistema sanguíneo materno.

Es un tejido conformado por genes maternos y paternos, por lo que puede considerarse extraño para el sistema inmune de la madre. Pero la creación es tan sabia que la placenta no es rechazada por el organismo materno, como sería de esperarse. En contra de su naturaleza defensiva, el sistema inmune la reconoce, no la ataca, “se deja invadir” por ella y hasta la protege.

Cambios en la madre para la semana 7 de embarazo:

Las náuseas es un síntoma que todavía está presente, al igual que el cansancio y la sensación de tener el vientre inflamado. Los dolores de cabeza tipo jaqueca también son frecuentes. Ahora es muy probable que te sientas más sensible emocionalmente, algunas situaciones o comentarios de las personas te harán sentir triste.

El estreñimiento aparece en algunas mujeres embarazadas desde muy temprano. Las causas son varias, puede deberse al efecto de la progesterona y la relaxina que enlentecen los movimientos normales del intestino. Los cambios en tu anatomía es otro motivo que impide el paso de las heces con facilidad.

Todo esto sin contar que los suplementos indicados para la etapa del embarazo contribuyen a que todo el cuadro empeore. Para mejorar esta condición, ingiere alimentos altos en fibra, aumenta la ingesta de líquidos y mantente en movimiento físico.

Exámenes en la séptima semana de embarazo

A pesar de que el embarazo  apenas está comenzando, hay médicos tratantes que indican desde ya exámenes sanguíneos. Incluye química de rutina, como el hemograma, glicemia y grupo sanguíneo. La serología también se realiza en las embarazadas, esta incluye: anticuerpos contra el VIH, Hepatitis B, hepatitis C, rubeola y toxoplasmosis.

Semana 6 de embarazo

Semana 8 de embarazo